fbpx

Xbox Series X y Xbox Series S – Especificaciones

Haciendo un repaso a las consolas de Microsoft se puede ver una evolución tanto en su diseño, especificaciones y en el propio nombre que se les asigna a las mismas, hay quien diría que un poco confuso lo de las series, las s y las x.

Empezando por la Xbox, después vendrían Xbox One pasando por la S, la X, y los dos últimos lanzamientos de esta generación: Xbox One Series X y Xbox Series S. En concreto, la Xbox One Series X se ha posicionado como la consola más potente del mercado a día de hoy.

Pues bien, hablando de la Xbox Series X y la Xbox Series S, hay que destacar que sus diferencias son técnicas. Recortes que se ajustan con el precio, ya que la versión S es 200 € más barata.

Al final, la inversión en una u otra dependerá de lo que el consumidor busque o se pueda permitir.

Análisis Xbox Series X

Xbox Series X

El diseño cambia en la nueva la Xbox Series X a una elegante torre rectangular negra. Con un tamaño considerable, 301 x 151 x 151 mm para ser exactos. Sin embargo lo que tiene de tamaño lo tiene de potencia.

En números, cuenta con una CPU de AMD Zen 2 de 8 núcleos a 3,8 GHz. En GPU lleva integrada una AMD RDNA 2 con 52 CUs a 1,825 GHz con 12,5 teraflops de potencia, 16 GB GDDR6 de memoria RAM. En memoria de almacenamiento lleva una SSD de 1 TB con conexión PCI-e 4, y permite una memoria de expansión de 1 TB. Un lector de discos Blu-ray 4K UHD. Conector HDMI 2.1 para transmitir los juegos a con una resolución máxima de 4K y en algunos casos una tasa de imágenes de 120 fps.

Ver precio

Análisis Xbox Series S

Xbox Series S

La Xbox Series S es una consola creada en conjunto con la Xbox Series X. Es por eso que comparte muchas similitudes en cuanto a especificaciones. Ha sido creada con la intención de ser una consola pequeña y barata, pero preparada para los juegos de la nueva generación. Sin embargo, es importante resaltar las diferencias que hacen esta consola más económica.

Para empezar no cuenta con lector de discos, es totalmente digital. Su diseño es un 60 % más pequeño y además en color blanco. Su CPU, 8 núcleos a 3,6 GHz, y su GPU, 20 CUs a 1,565 GHz, 4 teraflops de potencia gráfica. También cuenta con 10 GB GDDR6 de memoria RAM y 512 GB de almacenamiento interno. Sobre todo destaca que su resolución máxima será de 2K y la tasa de imágenes por segundo máxima alcanzará los 120 fps.

Ver precio

Dejando de lado los datos técnicos, hay algunas características que los dos modelos comparten.

Retrocompatibilidad

En cuanto a la retrocompatibilidad, Microsoft va a hacer una gran apuesta, que es la de englobar todo su ecosistema dentro de esta plataforma.

Por un lado, encontramos que todos los juegos de las anteriores generaciones podrán funcionar en esta nueva máquina, un gran punto a tener en cuenta la mar de interesante.

Funcionalidad Quick Resume

Con esta funcionalidad XBOX Series S y X permitirá tener hasta 3 juegos a la vez en suspensión, de manera que podamos volver a ellos justo donde lo habíamos dejado antes de suspenderlos.

En principio esta característica está disponible hasta para cuando apaguemos o reiniciemos la consola, por lo que nuestras partidas mejorarán considerablemente el ritmo y no tendremos que repetir muchos de los recorridos que ya hayamos completado.

Última actualización el 2020-10-19 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario